El vino

Santa María y sus 300 días de sol al año, son los culpables de que la viña y el vino, se erijan como actores principales.

Desde el hotel le podremos organizar la visita a cualquiera de las magníficas bodegas vinícolas de Mallorca, pertenecientes a la denominación de origen Binisalem.

Las Bodegas de Santa Catarina, Macia Batle, José Ferrer, Pere Seda, o Sebastián pastor son alguno de los ejemplos. La mayoría de las cuales se encuentran en Santa Maria del Camí.